viernes, noviembre 20, 2009

Democracia o Barbarie


 Recibi esta circular en mi correo y he decidido publicarla  para vuestra consideración


Amigos/as
Se ha  redactado este documento, preocupados por llamadas a la ruptura que están surgiendo publicamente. Si están de acuerdo con que figuren sus nombres al pie, favor escribirlos con el Nº de Cedula y  lo reenvían a Milda Rivarola. Agradeceríamos además que lo hagan circular en busca de mas adhesiones.
Si no están de acuerdo, simplemente bórrenlo.….. (no figura la direccion de Milda)


Democracia o Barbarie


Nosotros, hombres y mujeres que luchamos por la palabra cuando la dictadura nos forzó al silencio, y por la opinión crítica durante la transición democrática, cuando grupos autoritarios pretenden engañar a la opinión pública con campañas mediáticas, no podemos tolerar en silencio los sórdidos embates que el gobierno recibe cotidianamente de los grupos más retrógrados o corruptos -o ambos al mismo tiempo- del país.


Desde nuestras diversas posiciones doctrinarias y con énfasis diferentes, testimoniamos con esperanza:


a) el salto histórico que significa para el Paraguay la primera alternancia política en el gobierno, por la voluntad popular libremente expresada en las urnas.


b) la dedicación e idoneidad,  patriotismo y honestidad de los miembros -hombres y mujeres- de este gabinete del Ejecutivo, uno de los mejores que nuestro país tuvo en un largo tiempo de infortunio.


c) los inéditos esfuerzos emprendidos hoy por el Estado para garantizar derechos y oportunidades a los sectores pobres y excluidos de nuestra sociedad,  y salvar las graves desigualdades acumuladas en el pasado.


 Reconocer lo anterior no significa ignorar los errores y desprolijidades de ciertos actos del gobierno,  ni aprobar la insuficiencia o lentitud con que se enfrentan algunas reformas mayoritariamente demandadas en las elecciones del año pasado. 


En concordancia con las malas prácticas del viejo país, era previsible la oposición intransigente de los partidos que gobernaron el Paraguay durante la dictadura y la transición, y de los sectores ilegalmente privilegiados con sus políticas. Son resabios de la barbarie que marcó tan duramente nuestro pasado político.  Pero instalar en forma permanente y con cualquier excusa, la amenaza  de golpe eleva  la incertidumbre y la angustia social hasta límites extremos. La irresponsabilidad política es aún más alevosa en la coyuntura actual, en la que rescatar con vida a un compatriota víctima de un criminal secuestro y castigar severamente a sus captores, demanda  gobernabilidad y consenso entre los poderes del Estado.


Por eso, nos resulta intolerable que el futuro de nuestra democracia esté siendo jaqueado y ofertado al mejor postor por algunos parlamentarios de la Alianza, cuyo vocero Jaeggli se vanagloria de un plan para derrocar al gobierno antes de seis meses y de los instrumentos para maniatarlo, negándole fondos de inversión social desde de la Comisión Bicameral de Presupuesto. Es una expresión obscena de barbarie política, que desprestigia y socava la institucionalidad republicana.


Resultaría vano exigirle a este senador -dada su trayectoria- que renuncie a  promover el caos institucional y la anarquía en el país, pero sí consideramos lícito preguntarnos quien asume la responsabilidad política de esta campaña desestabilizadora que empantana al país y degrada su imagen internacional. ¿Dejará impune el PLRA la traición de quien deshonra desvergonzadamente su bancada, amenazando “tumbar” al gobierno que su partido integra?


Con la oportunidad histórica de profundizar y legitimar la democracia que tanto esfuerzo nos cuesta construir, rechazamos decididamente cualquier intento de ruptura por vía de campañas desestabilizadoras o golpes parlamentarios. Hemos abierto, finalmente, un camino para crecer en paz, con libertad e igualdad, como sociedad y como Estado. Aún debemos debatir informada y civilizadamente los logros y falencias de este nuevo caminar preñado de obstáculos, apoyar los esfuerzos que hace el gobierno pese a los lastres de la burocracia estatal, incidir activamente en la corrección de sus falencias y aportar a la enmienda de errores que abundan.


Al reivindicar el imperio de la ley sobre el arbitrio de los poderosos y de  la democracia sobre la barbarie, alertamos a la ciudadanía contra los oscuros pregoneros de catástrofes, que aún ven al Paraguay como el coto privado de su depredación. Para lograr un Estado más moderno e incluyente, exigimos que no se nos niegue -una vez más- esta oportunidad de construir la convivencia civilizada y humana que queremos para nosotros y para las generaciones venideras.


1.      Milda Rivarola, CI 413 583
2.       Gustavo Beckelmann, CI 789.390
3     Jorge Coronel Prosman 
Pantalla Completa


2 comentarios:

Valmir Cassim da Silva dijo...

En los ultimos dias la persona mas lucida que se manifestó en este país. Leí toda la materia publicada en 26/11/ en ABC Color y me quede con ganas de que hubiera muchas personas con esta lucidez y coragen.
Donde están los intelectuales/artistas y poetas que siempre tuvieron la noble misión de mantener los suenos vivos en el horizonte de la vida y de la história?
Por que andan tan pateticamente callados delante de las fuerzas más retrogradas, visibilizada en actores politicos de la peor calidad, que todos los días están proponiendo tomar el poder de asalto? Por que la prensa visiblemente está dando su apoyo a esta clase de politicos que ya se conocen por experiencia de que son capazes?.
Valmir Cassim
vkassim@gmail.com

Jose Angel Lopez Barrios dijo...

Tiene Ud. razon
La Sra. Milda es una intelectual brillante, se le podran criticar muchas cosas pero en cuanto a esta carta.... es afilada como navaja...