martes, julio 21, 2009

Las Apariencias Engañan


La leyenda cuenta por muchos sitios por Internet, la anécdota de una sencilla y joven pareja que llegaron por tren a Boston para entrevistarse con el Presidente de la Universidad de Harvard…
No habian solicitado una cita previamente, por lo tanto las pretensiones de la pareja parecian algo impertinentes en el juicio de la secretaria del Presidente de Harvard.
Ella no oculto su desagrado por la situación de la poco elegante pareja de campesinos queriendo una entrevista…

==’Deseamos ver al Presidente’, solicito cortésmente el hombre….

==’El estara ocupado todo el dia’, le espeto con fastidio la secretaria

=='Esperaremos' replicó la mujer.

Por horas la secretaria los ignoró, esperando que la pareja finalmente se desanimara y se fuera. Ellos no lo hicieron, y la secretaria vio aumentar su frustración y finalmente decidió interrumpir al presidente, aunque era una tarea que ella siempre esquivaba.

=='Tal vez si usted conversa con ellos por unos minutos, se irán' le dijo.
El presidente hizo una mueca de desagrado y asintió. Alguien de su importancia obviamente no tenía el tiempo para ocuparse de ellos, y él detestaba los vestidos de algodón barato y los raídos trajes en la oficina de su secretaria.
El presidente, con el ceño adusto y con dignidad, se dirigió con paso arrogante hacia la pareja. La mujer le dijo
=='Tuvimos un hijo que asistió a Harvard por sólo un año. Él amaba a Harvard. Era feliz aquí.
Pero hará un año, murió en un accidente. Mi esposo y yo deseamos levantar un memorial para él, en alguna parte del campus'.

El presidente no parecio interesarse. estaba como en shock.
=='Señora', le dijo ásperamente, 'no podemos poner una estatua para cada persona que asista a Harvard y fallezca. Si lo hiciéramos, este lugar parecería un cementerio.'

=='Oh no', replicó la mujer rápidamente. 'No deseamos erigir una estatua. Pensamos que nos gustaría donar un edificio a Harvard'

El presidente entornó sus ojos. Echó una mirada al vestido de algodón barato y al traje raído, y entonces exclamó:

=='Un edificio! ¿Tienen alguna remota idea de cuanto cuesta un edificio? Hemos gastado más de siete millones y medio de dólares en los edificios aquí en Harvard!'

Por un momento la mujer quedó en silencio. El presidente estaba feliz. Tal vez se podría deshacer de ellos ahora.

La mujer se volvió a su esposo y dijo suavemente

=='¿eso es todo lo que cuesta iniciar una universidad? ¿Por qué no iniciamos la nuestra?'

Su esposo asintió. El rostro del presidente se oscureció en confusión y desconcierto.

El Sr. Leland Stanford y su esposa se pararon y se fueron, viajando a Palo Alto, California, donde establecieron la universidad que lleva su nombre, la Universidad Stanford, en memoria de un hijo del que Harvard no se interesó.
La universidad 'Leland Stanford Junior' fue inaugurada en 1891, en Palo Alto. 'Junior' porque era en honor al fallecido hijo del rico terrateniente.

Ése fue su 'memorial'. Hoy en día la universidad de Stanford es la número uno del mundo, por arriba de Harvard.

Podemos fácilmente juzgar el carácter de las personas por la forma en que tratan a quienes piensan que no pueden hacer nada por ellos.

3 comentarios:

MaRiLu dijo...

Hola!
Sin lugar a dudas que las apariencias engañan, hay muchas pero muchas personas que se guian por lo externo... por el envoltorio antes que por el contenido...

Me gusta esto de traer al blog los mensajes aleccionadores que recibimos por correo... es como ponerlo en vidriera; excelente!

Gracias por compartir.

------------------------------

Esta es la contestación que te dejé en mi blog:

José Angel...

Me encanta que me digas y sugieras sobre lo que escribo y también de cómo estoy tratando de aprender a armar yo misma mi página; leyendo las páginas de ayudas y comentiendo no errores sino ¡horrores! jajaja, pero es algo que me gusta de verdad... aunque sea un atrevimiento esto de meterme en el campo de los diseñadores cuando no tengo ni una mínima de base... pero ya...

Un placer tu visita y tus palabras.
Gracias!
Un besote!

Miguelina Tejada dijo...

Es cierto, todos tenemos esa mala costumbre de juzgar a las personas sin tan siquiera darles la oportunidad de que nos muestren lo que llevan dentro. Este es mi blog me gustaria que me visitaras y me dejaras tu comentario http://perspectivasactuales.blogspot.com.
Sabes aunque muchas personas tenemos ese problema otras tienen otro peor y es que pintan ser algo que no son por ejemplo es el caso del ex banquero que se robo los millones de pesos, y que pasara? le dieron una cantidad de años minimo comparado con lo que deberian. Pero me gustaria conocer tu opinion. Este es el link del caso www.sentenciaspedrocastillo.com

Miguelina Tejada dijo...

Es cierto, todos tenemos esa mala costumbre de juzgar a las personas sin tan siquiera darles la oportunidad de que nos muestren lo que llevan dentro. Este es mi blog me gustaria que me visitaras y me dejaras tu comentario http://perspectivasactuales.blogspot.com.
Sabes aunque muchas personas tenemos ese problema otras tienen otro peor y es que pintan ser algo que no son por ejemplo es el caso del ex banquero que se robo los millones de pesos, y que pasara? le dieron una cantidad de años minimo comparado con lo que deberian. Pero me gustaria conocer tu opinion. Este es el link del caso www.sentenciaspedrocastillo.com