lunes, junio 14, 2010

El Bien Correcto

Cuando era niño me encontré en una terrible disyuntiva
sacrificar a un animal para que no sufra...

o dejarlo sufriendo
en una agonía dolorosa y cruel....

Tenia tan solo 9 años cuando ese perrito de raza indefinida, yacía
ante mi con los ojos vidriosos y la lengua colgando de su boca,

su respiración era un estertor prolongado y penoso.....

Estaba sentado en la puerta de mi casa hasta el momento que vi
pasar a un grupo de niños arrastrando al animal
atado de un alambre retorcido.....

Cuando los malvados niños se fueron, me acerque hasta el perrito
que yacía moribundo sobre la tierra.... lo primero que me atreví
a hacer fue desatarle el alambre que tenia al cuello, pero todavía
sufría mucho y le costaba mucho respirar....

Dos o tres niñas vecinas de mi casa de Rio Hondo, se acercaron y
pusieron las manos sobre el animalito, recuerdo que una de ellas
comenzó a sollozar un poco por tristeza y un poco por rabia del
cruel martirio del inocente perrito....

La mayor de las niñas dijo...

== ¡Pino, hay que sacrificarlo!

Le mire con espanto, no se me había cruzado semejante idea por mi
cabeza, pero la niña un poco mas madura, se daba cuenta de la situación
y fue muy practica, corrió hasta su casa y trajo una afilada cuchilla
de cortar carne y la puso en mi mano.....

== ¡mata al perrito, Pino!

La cuchilla pendía de mi mano como un pedazo de palo, en ese momento deseaba
ser otra persona, en otro lugar, lejos de allí.....

Pero en cambio estaba con un pedazo de metal afilado para cortar carne seca
con la ingrata tarea de darle un golpe de gracia a una pequeña mascota
para ahorrarle sufrimiento....

Una voz conocida interrumpió mis lúgubres pensamientos...

==¿que es lo que vas a hacer Pino?....

Me di vuelta y la figura de mi padre apareció salvadora recortada
ante el cálido sol de Rio Hondo.....

El perrillo murió en la veterinaria, mi padre decidió que era
lo mas prudente, una vez que el veterinario se dio cuenta
que no había mas que hacer le dio una inyección que lo puso a dormir
y luego otra que lo llevo nuevamente a las manos de nuestro creador....

Las tres niñas estaban con nosotros en la veterinaria.....

Luego mi padre nos invito con un refresco a todos en la plaza de Rio Hondo
luego de una pausa y enterado de todo lo que había sucedido.... nos dijo a los 4

== No están solos cuando tienen que tomar decisiones difíciles,
sino están sus padres quizás existan otras personas que pueden ayudarles a
tomarlas sin que luego nos arrepintamos de lo que hicimos... siempre debemos elegir
el bien, no importa cual sea la circunstancia.... a veces la gente tiene la
tendencia a desentenderse rápidamente de las situaciones complicadas y no comprometerse..
pero nosotros debemos elegir el bien correcto....

Siempre recuerdo esa crucial anécdota de mi niñez, pero recién ahora estoy comprendiendo el
significado del "bien correcto"......

¿es que existe alguna otra forma de hacer el bien?.....

Es lo que me pregunto cuando transito por las calles de Asunción
y escucho el frenético ladrido de una mascota
amarrada a un palo durante semanas y semanas....

O cuando llegando el periodo de vacaciones, innumerables mascotas abandonadas
en las rutas deambulan buscando a sus dueños infructuosamente...

cuando tengo que bajar de la vereda porque una persona desaprensiva utiliza la
vereda como estacionamiento o deposito precario de su construcción...

Eso mismo puede proyectarse en una escala mayor y entonces
podemos ver los desastres ecológicos por el uso del petroleo

O el uso de hierbas como diversión en lugar de
medicamentos.....


Y muchas otras situaciones similares que nos muestran que podemos hacer bien algo
pero en forma incorrecta.


Por eso, cuando debo tomar una decision importante que puede llegar a afectar la vida
de terceras personas..... me pregunto
¿es este el bien correcto?.....

2 comentarios:

medianoche dijo...

Qué bonito ese perro que tienes en tu entrada, vaya que sufren los pobres, yo tengo tres y son parte de mi hogar, no podría verlos sufrir ni a ellos ni a ningún animal, lo correcto... nuca sabremos si lo ponemos en práctica, pero si tu corazón te dicta que lo es, ve para adelante seguro que no te equivocaras jamás.

Besos

Jose Angel Lopez Barrios dijo...

El corazon nos dice que debemos hacer y muchas veces no le hacemos caso